9ª Sinfonía de Beethoven en la Estación Mitre de Tucumán

“El mensaje de la Novena sinfonía debería estar más vigente que nunca”

La emblemática obra de Beethoven cerrará hoy el 52° Septiembre Musical tucumano.

“Empecé, como muchos, a aprender guitarra a los siete años. Luego vinieron los estudios formales y terminé haciendo una carrera universitaria en el extranjero”. El romance de Luis Gorelik con la música fue -no hay duda- vocacional. Tanto, que a los 19 enfiló hacia la dirección orquestal y a los 22 ya empuñó la batuta titular de la Sinfónica de Mendoza.

El maestro vino a asumir la conducción del Megaconcierto que hoy cerrará el 52° Septiembre Musical, con la Sinfonía “Coral”, de Ludwig van Beethoven.

– ¿Qué te llevó a dirigir?
– Es una actividad fascinante porque combina la posibilidad de hacer la música más maravillosa, la sinfónica, y a la vez de ejercer efectivamente el liderazgo enfocado a lo humano y a lo artístico. A mí me ha brindado grandes satisfacciones (y también me ha demandado sacrificios). Tengo 49 años; desde hace 25 viajo y he tenido la oportunidad de dirigir en muchos de los escenarios más importantes de Argentina y del mundo.

– En este momento estás a cargo de la Sinfónica de Entre Ríos…
– Me convocaron en 2010 para asumir la reconstrucción y puesta en valor de la orquesta, que se se fijó como política cultural. Estaba desmantelada y hoy es una de las mejores de Argentina. Por cada concierto en Paraná hacemos uno en el interior de la provincia, de modo que se ha generado un circuito cultural en el que la orquesta es catalizador (para no repetir el modelo nacional centralista).

– ¿Qué repertorio trabajás?
– Muy ecléctico. Este año, con la Sinfónica Nacional, en el Colón y en Eslovenia, obras contemporáneas y modernas. En Entre Ríos, muchos estrenos de música argentina y latinoamericana. Creo que una orquesta sinfónica estatal debe tener una gran amplitud de criterio.

– ¿Cuál debería ser la consigna?
– Tiene que primar siempre la calidad. Para el público la orquesta sinfónica de su provincia debe ser el máximo referente de calidad musical al cual puede acceder en su región, y eso puede abarcar muchos géneros: pop, sinfónicos, contemporáneos…

– ¿Y tus preferencias o habilidades?
– Dependen de la época de la vida, de las circunstancias profesionales y del desarrollo intelectual, del estado espiritual y anímico. Este año dirigí mucho ballet, pero también hice ópera. No tengo una inclinación marcada sobre cierto repertorio. Pero una de las cosas maravillosas de la música es que es un campo ilimitado, por eso no hay que cerrarse a ningún estilo.

– ¿Nada fuera de la orquesta tradicional?
– Hace poco me convocó Jordan Rudess (líder de Dream Theatre) al Luna Park. Les organicé un ensamble de cuerdas y me encantó. Son músicos superlativos, lo pasamos bárbaro. Fue una bocanada de oxígeno en un género que no frecuento. Creo que es una de las mejores bandas de rock sinfónico progresivo.

– Y ahora, de nuevo en Tucumán…
– Con mucha alegría. Es la cuarta vez que vengo al Septiembre. El año pasado tocamos junto a Juan Falú. Ahora vamos a hacer la Novena, probablemente la obra sinfónica más popular de todos los tiempos, con la Orquesta, el Coro Estable, un calificado grupo de solistas y varios coros invitados, en la exestación ferroviaria del Mitre. Y con entrada libre y gratuita.

– ¿Por qué hay que volver a escuchar la Novena?
– Como toda obra de arte tiene múltiples lecturas. Desde lo simple hasta lo más oculto y lo más profundo. Tiene un mensaje de paz ecuménico, no es una obra litúrgica. Es una obra espiritual, que no es lo mismo. Los textos de Schiller en los cuales se basa son universales. Es un mensaje que debería estar más vigente que nunca.

– ¿Cómo invitás al público tucumano?
– En primer lugar, es una oportunidad de escuchar una buena interpretación de una de las maravillas del arte universal, una maravilla intangible. La música vive solo en ese momento y desaparece hasta que se vuelve a escuchar. En segundo lugar, porque nos cobijará un espacio no convencional que tiene un gran contenido simbólico, muy importante para cualquier habitante de esta provincia y de esta ciudad, y además con la participación de sus elencos estables. Son suficientes motivos para estar.

– ¿Cómo sigue tu agenda a partir de aquí?
– Además de mi tarea en Entre Ríos tengo una serie de actuaciones en Turín (Italia) junto al ballet de Maurice Béjart, en el Colón y con la Sinfónica Nacional; en abril, en el Bolshoi (Moscú). Y también me doy algunos gustitos, como un programa de radio que hago todas las semanas en Nacional Clásica (FM 96.7, martes de 18 a 20, por la web).

  • Sinfonía Nº 9 en Re menor, op. 125, “Coral”
  • A las 20 en la exestación Mitre, frente a la plaza Alberdi. Entrada gratis
  • Director: Luis Gorelik. Orquesta Estable de la Provincia
  • Soprano: Myriam Molina Contralto: Claudia Manrique
  • Tenor: Alejandro Alonso Barítono: Marcelo Oppedisano
  • Coros: Estable de la Provincia (dirigido por Ricardo Sbrocco); Estable de Santiago del Estero (Eduardo Bucci); Facultad de Medicina ( Mariana Stambole); Mixto deel Ministerio de Educación (Miriam Gómez); Juvenil de la UNT ( Eugenia de Chazal); y Códice Coral (Raúl Masino)
  • Total de músicos en escena: más de 250, de los cuales 180 son coreutas